TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PARA LOS VISITANTES EN EL FORTÍN TOLEDO

Con presencia del Presidente de la República, Mario Abdo Benítez; el ministro de Relaciones Exteriores del Estado del Estado Plurinacional de Bolivia, Rogelio Mayra Mayta; el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens; la ministra de Turismo, Sofía Montiel de Afara; autoridades nacionales, de Mariscal Estigarribia y del departamento de Boquerón, se llevó adelante la inauguración oficial del “Museo Fortín Toledo, mejoras y señalética Turística” de la SENATUR. 

A través del “Circuito turístico histórico-cultural del Chaco paraguayo” – Ruta Chaco Boreal, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), el Ministerio de Defensa Nacional, la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), y la Comisión Nacional de Puesta en Valor y Recuperación del Patrimonio Tangible de la Historia del Paraguay, unieron sus esfuerzos para la puesta en valor del Fortín Toledo. 

El Gobierno rindió un homenaje a los Héroes, en su aniversario 87 por la Paz del Chaco. El sitio histórico fue considerado un punto estratégico durante la contienda. La titular de turismo, estuvo acompañada durante el evento de los jefes departamentales de la SENATUR en todo el país. 

Parte de la recuperación y puesta en valor de este sitio que está situado a casi 500 kilómetros de Asunción y a 15 km de la Transchaco desde el cruce Toledo, incluyó la construcción de un nuevo Museo, con una sala de exposiciones, depósito y galería; la réplica de la antigua comandancia; y el cementerio boliviano. 

Asimismo, con esta inauguración, el Fortín Toledo ingresa al Museo interactivo Ruta Chaco Boreal, una App que conjuga tecnología, innovación y patrimonio disponible para los visitantes. 
La señalética Turística integra el recorrido de los sitios con información general y puntual, se destaca la inclusión con sistema braille, y lectura de códigos QR para acceder al contenido. 

Historia del Fortín Toledo 

El ataque del ejército boliviano al estratégico Fortín Toledo fue, hasta la segunda batalla de Nanawa, en julio de 1933, el que más bajas produjo al ejército boliviano.
En el Fortín Toledo se resguardaba a las Colonias de inmigrantes menonitas y fue el lugar donde el Cnel. Bilbao Rioja lanzó por primera vez un ataque masivo de la aviación boliviana sin lograr abatir a las férreas defensas paraguayas, dirigidas inteligentemente por el Teniente Coronel Juan Bautista Ayala (Ayala Vai).  

La intensidad y la angustia de la lucha es relatada en la canción épica Fortín Toledo, compuesta en el frente de batalla por el maestro Herminio Giménez, Director de la Orquesta del Coman Chaco y en cuyas estrofas resalta “Fortín Toledo, glorias de las glorias, donde el Paraguay supo defender su derecho justo, su soberanía, paraguayos todos, hemos de vencer”. 

Aún quedan pocos vestigios de lo que fue la batalla de Toledo, subsisten hoy viejas trincheras y refugios subterráneos, una aguada de donde los soldados se surtían del vital líquido y una tuca, la única que logró sobrevivir a los cambios climáticos y el paso mismo del tiempo, dos cementerios, uno de bolivianos y otro de paraguayos, que honran a los hermanos bolivianos y paraguayos que por circunstancias de la vida se enfrentaron, sacrificando sus vidas y dejando sus restos en el Chaco.